Nokia 3310: regreso al pasado

Nokia 3310: Vuelve el mítico móvil de la marca y con su adictivo juego snake.

Lo vintage está de moda y esto es algo que no solo afecta a la moda textil o la decoración, sino que también influye en las nuevas tecnologías. En los últimos meses han aparecido lanzamientos de antiguas consolas de videojuegos y reediciones de juegos que en su día tuvieron gran éxito. Los teléfonos móviles no son una excepción y prueba de ello es la última apuesta de Nokia.

La marca finlandesa ha sorprendido lanzando una nueva versión de su clásico Nokia 3310. Una apuesta muy original y atrevida frente al smartphone.

¿Cómo va a ser el nuevo Nokia 3310?

La compañía ha decidido reinventar el Nokia 3310, pero sin que este pierda su verdadera esencia. El diseño, aunque actualizado, respeta las líneas de su predecesor. La diferencia radica principalmente en su tamaño, pues el nuevo 3310 es mucho más ligero. Además, ahora la pantalla es bastante mayor, está levemente curvada y tiene una resolución de más calidad. A ello se une que también es posible encontrar el dispositivo en diferentes colores.

La duración de su batería ha sido también una de las señas de identidad del teléfono y que la marca ha mantenido. Este cuenta con 1200 mAh que lo hacen autónomo durante casi un mes y que permiten hablar durante 22 horas.

Tampoco podía faltar otro de los clásicos del Nokia 3310. El juego más mítico de cualquier teléfono móvil vuelve a estar disponible. El nuevo teléfono de Nokia incluye también una reedición de Snake, con el que será posible volver a entretenerse viendo crecer a su serpiente sin que esta choque con nada.

Finalmente, entre las novedades que trae el nuevo Nokia hay que mencionar la cámara, la cual cuenta con 2 MP y flash LED. Un complemento que la asemeja en cierta manera a los dispositivos más modernos, aunque su esencia dista de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.